El médico volador.

Autor: Moliere
Gorgibus desea al precio que sea casar a Lucile con el viejo Villebrequin. Ahora bien, Lucile está enamorada de Valere. Confiando su amor a su prima Sabine, ésta busca a Valere para exponerle el problema haciéndole saber que, para retrasar el matrimonio, Lucile se está haciendo la enferma. Ella le pide a Valere econtrar a alguien que la haga de médico que ordene el retiro de Lucile a una casa de campo, así, Valere podrá verla cómodamente.
Acuerdan juntos que será el sirviente de Valere, Sganarelle. Éste va a casa de Gorgibus, “osculta” a Lucile y declara que un poco de aire le hará bien. El padre decide pues llevarla a vivir a la casa del jardÍn. Cuando Sganarelle regresa de rendirle cuentas a Valere, Gorgibus llega: Valere alcanza a esconderse, pero Sganarelle no… El sirviente cuenta que es Narciso, el hermano gemelo del “excesivamente sabio” médico, y quienes se encuentran disgustados. El caballero promete entonces reconciliarlos y va en busca del hermano.
Sganarelle, de vuelta disfrazado de médico, hace todo lo posible para evitar la reconciliación… en vano. Narciso (Sganarelle) se hace encerrar en la casa de Gorgibus mientras éste busca a su hermano. Narciso salta por la ventana para regresar a Sganarelle médico… mas es sorprendido por Gros-René quien comienza a comprender toda la historia.
Después de unas escenas, Sganarelle de vuelta en atuendo de médico, termina por convencer que se ha reconciliado con Narciso. Después de esto sale Narciso de la habitación donde se suponía que estaba encerrado, con su disfraz de médico amarrado detrás de él.
Gros-René lo recoge, después le cuenta todo a Gorgibus: el falso médico, el amorío de su hija. Gorgibus, decepcionado y avergonzado, decide dar muerte a Sganarelle, mas al final es convencido de que Valere es un buen partido. Finalmente, el matrimonio de Valere y Lucile verá la luz.

Dirección. Jesús Quintero