El Dragón de la calle

Autor: Samuel Finzi y Simón Swartz
En cualquier ciudad y en cualquier país del mundo, la gente pierde todos los días sombreros, monederos y paraguas. Por eso en todas las ciudades debería haber Una Oficina de Objetos Perdidos y Encontrados como en la que trabaja el señor Trutina, el cumplido personaje que aparece en esta historia. Él era el hombre más feliz sobre la tierra, porque disfrutaba su oficio: buscar los objetos perdidos y entregarlos a su dueño. Sin embargo, un día encontró un huevo de dragón al que nadie reclamaba y ahí empezaron sus problemas.

Dirección. Michelle Guerra.